Documento

El contrato en prácticas en España: crónica de un fracaso no anunciado

El contrato en prácticas fue originalmente ideado para impulsar una transición laboral adecuada de los jóvenes con nivel educativo superior desde su etapa formativa hacia su etapa laboral. La empresa recibe unos beneficios para que las personas jóvenes adquieran la práctica necesaria adecuada a su formación. El presente documento ISEAK evalúa el impacto de dicho instrumento y arroja pocas luces y muchas sombras. En primer lugar, la evidencia muestra que el uso que se hace del contrato en prácticas es contrario su espíritu; en segundo lugar, se comparan jóvenes cuyo comienzo laboral se realiza mediante un contrato de practicas con jóvenes similares cuya vida laboral se inicia mediante un contrato temporal estándar de al menos tres meses de duración. Las resultados encontrados son los siguientes: Primero, comenzar la vida laboral mediante un contrato de prácticas reduce la probabilidad de permanecer en la empresa tras la finalización del mismo; segundo, para quienes permanecen en la empresa tras el contrato en prácticas, su probabilidad de firmar un contrato indefinido es notablemente inferior. Sin embargo, para quienes cambian de empresa a la finalización del contrato, la probabilidad de obtener un contrato indefinido es superior para quienes provienen de un contrato en prácticas. Estos resultados sugieren que las empresas no utilizan los contratos de prácticas como herramientas de inversión en formación a jóvenes, sino como instrumento para la reducción del coste laboral y/o el aumento en la flexibilidad contractual.

¿Qué es el contrato en prácticas?

Es un tipo de contrato dirigido a jóvenes menores de 30 años con estudios de Formación Profesional o universitarios. Su objetivo es brindar una primera oportunidad profesional en su campo de estudio a las personas jóvenes que hayan concluido su formación recientemente. La duración puede oscilar entre los 6 meses y los 2 años. La empresa obtiene como incentivo una posible rebaja de la retribución mientras dura el contrato. Se pretende favorecer la estabilidad laboral en la empresa una vez termine este contrato mediante bonuses por la conversión a indefinido.

Las personas jóvenes que lo utilizan, ¿consiguen un empleo estable en la empresa?

No, este estudio demuestra que tras un contrato en prácticas, una persona joven tienen menos probabilidad de permanecer en la empresa que una persona con un contrato temporal estándar. Además, para quienes permanecen en la empresa, su probabilidad de firmar un contrato indefinido es notablemente inferior para los individuos provenientes del contrato en prácticas que para aquéllos con contrato temporal.

¿Qué otros efectos provoca el contrato en prácticas?

Las personas jóvenes utilizan esta modalidad de contrato como algo temporal mientras buscan mejores oportunidades laborales, ya que la probabilidad de obtener un contrato indefinido en otra empresa es claramente superior para las personas jóvenes provenientes del contrato en prácticas que para las que proveniens de empleos temporales.

Entonces, ¿qué proponemos?

En base a esta evidencia, se propone eliminar el contrato en prácticas en su concepción actual y sustituirlo por un contrato indefinido con un periodo de prueba de hasta 6 meses, que podría acarrear una rebaja salarial. Tras ese periodo de prueba, en lugar de la rebaja salarial, proponemos ofrecer ayudas públicas dirigidas específicamente a formación de los jóvenes, si ésta fuera necesaria.

Autoras:

Sara de la Rica, Directora de ISEAK; Lucía Gorjón, Investigadora en ISEAK; Imanol Lizarraga, Analista de Investigación en ISEAK.

Palabras clave:

Contrato en prácticas, mercado laboral, jóvenes, precariedad, prácticas

Cita sugerida:

“de la Rica, S., Gorjón, L. y Lizarraga, I. El contrato en prácticas en España: Crónica de un fracaso no anunciado. Informe ISEAK 2020/2. Disponible en ISEAK: https://iseak.eu/documentos/el-contrato-en-practicas-en-espana-cronica-de-un-fracaso-no-anunciado/“.