El incesante goteo contra la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres