Documento

Precariedad laboral y responsabilidades familiares en Euskadi: un estudio de género

Aún en la actualidad existen ciertas barreras que dificultan la convergencia laboral de mujeres y hombres. Lejos de desaparecer, estas barreras aumentan especialmente con la llegada de las/ os hijas/os. En el presente informe ISEAK se estudian las razones que subyacen a dicha brecha laboral, así como la relación que guardan con las diferencias existentes en las responsabilidades familiares entre los miembros de las parejas en Euskadi. Se encuentran principalmente dos obstáculos que afectan a las mujeres en la carrera profesional, pero no a sus parejas masculinas: en primer lugar, ellas se enfrentan a mayores dificultades para acceder al mercado laboral; segundo, una vez en el empleo, las mujeres sufren de mayor precariedad, ya sea por una mayor exposición a los contratos a tiempo parcial o a la temporalidad.

¿Existe una brecha de género en el mercado laboral en Euskadi?

Sí. Las mujeres se enfrentan a mayores dificultades que los hombres a la hora de acceder a un empleo: sus tasas de inactividad y de paro son superiores. Además, una vez trabajando, las condiciones de las mujeres son más precarias, con mayor exposición a contratos temporales o a tiempo parcial. Los datos analizados muestran que el 29% de las mujeres ocupadas trabaja a tiempo parcial frente a un 8% para sus parejas varones, aun antes de tener hijas/os.

¿Cómo afecta la llegada de hijas/os a la situación laboral de las mujeres en Euskadi en comparación con la de sus parejas?

Este informe encuentra que la maternidad está directamente relacionada con un incremento en la inactividad laboral o, para las mujeres que siguen trabajando, con una reducción en la jornada laboral. Tras la llegada de hijas/os, la proporción de mujeres que trabajan más de 34 horas cae a apenas un tercio. En los hombres, la paternidad se asocia a una pequeña disminución en el número de horas trabajadas y no afecta a su probabilidad de tener un trabajo.

¿Qué tipo de medidas podrían aumentar la igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito laboral y familiar?

Para reducir la desigual entre mujeres y hombres en estos ámbitos habría que empezar por igualar las prestaciones de maternidad y paternidad y, así, revertir que los cuidados de las/os hijas/os recaigan casi exclusivamente sobre las mujeres. Además, la provisión de servicios públicos evitaría que uno de los cónyuges se viera obligado al abandono parcial o total del mercado laboral con la tenencia de hijos/as. Servicios como la escolarización universal de cero a tres años o flexibilidad de horarios laborales ayudarían a hombres y mujeres a compatibilizar su vida familiar y laboral por igual, logrando situar a ambos miembros de la pareja en igualdad real de condiciones ante un empleo.

Autoras:

Alejandra Campero; Investigadora asociada en ISEAK
Sara de la Rica; Directora de ISEAK
Lucía Gorjón; Investigadora en ISEAK
Imanol Lizarraga; Investigadora en ISEAK

Palabras clave:

Brecha de género, maternidad, mercado laboral, igualdad.

Cita sugerida:

Campero, A.; de la Rica, S.; Gorjón, L. & Lizarraga, I. 2020. Precariedad laboral y responsabilidades familiares en Euskadi: un estudio de género. Informe ISEAK 2020. Disponible en: https://iseak.eu/documentos/precariedad-laboral-y-responsabilidades-familiares-en-euskadi-un-estudio-de-genero/