News

Sara de la Rica, Directora de ISEAK, analiza en Radio Euskadi la oferta laboral que se ofrece a los jóvenes menores de 30 años: Lo que más me preocupa es la falta de estabilidad laboral

La entrevista completa en el programa Boulevard de Radio Euskadi puede escucharse aquí.

Un estudio a nivel internacional analiza la oferta laboral que se ofrece a los ninis (los jóvenes que ni estudian ni trabajan). Lo promueve la Asociación para el Empleo Juvenil y los indicadores españoles los coordina la Catedrática en Economía y directora de la Fundación ISEAK, Sara de la Rica. 

Este estudio se ha ampliado hasta los jóvenes de ‘menos de 30 años. Las cifras de jóvenes ninis en Euskadi son bajas afortunadamente, un 6’5%. Pero esto es porque la sociedad está super envejecida y son pocas las personas jóvenes, son pocos los empleados y pocos los desempleados’.

‘La vía de Alemania o de los países nórdicos es la ideal. No hay ninis. En el momento que terminan su formación tienen unos servicios públicos de empleo que les empiezan a orientar y tiene ofertas de trabajo inmediatas. En los países nórdicos tienen una subvención para que se emancipe de manera inmediata’ explica de la Rica.

Lo que más le preocupa a la directora del a Fundación ISEAK ‘es la falta de proyección y estabilidad laboral de los jóvenes. Mi empeño es encontrar las herramientas para acabar con eso’. Explica que tanto en España como en Euskadi ‘los empleos son temporales, con muy baja formación y mucha rotación y esto lacra toda tu trayectoria laboral posterior’. Añade que ‘si a los jóvenes no les ofrecemos una trayectorias laborales estables, primero, los que no se pueden marchar están condenados a una precariedad laboral durante toda su vida y los mejores se van a ir, y ya se están yendo’.

El tiempo medio que necesita la gente menor de 30 años para encontrar un contrato estable son 8 años cuando antes de la crisis eran unos 5 años. Esto es una anomalía de nuestra sociedad, no existe en ningún otro lugar de Europa.

Uno de los factores que más influye para ser un nini es ‘el factor socioeconómico de la familia. La movilidad social es cada vez más baja. No hay igualdad de oportunidades’ sentencia. 

También ha hecho mención a la edad media de emancipación en Euskadi que se encuentra ‘en 30 años. Me da vergüenza contar esto en otros lugares’.