Los datos son nuestra materia prima.

El primer paso para poder conocer la realidad es disponer de información veraz y contrastada. Para ello, es necesario realizar una correcta recogida de datos que, posteriormente, permita realizar diagnósticos y evaluaciones. La recopilación adecuada y la creación de bases de datos especializadas es imprescindible para poder realizar estudios rigurosos y útiles.

Desde ISEAK asesoramos en la recogida de datos, diseñando la estructura de la base de datos que más se adapte al tipo de diagnóstico o evaluación que se pretenda realizar después. Asimismo, damos apoyo durante el proceso para que la recogida de datos se realice de una manera adecuada, eficiente y fácilmente replicable.

Entre otros, diseñamos cuestionarios de manera estandarizada y armonizada para que los resultados obtenidos sean comparables con otras bases de datos ya existentes; estudiamos las bases de datos ya creadas y ofrecemos asesoramiento para la implementación de mejoras que permitan una recogida más eficiente y ofrecemos asesoramiento sobre las variables a incluir que aportan valor para poder responder a preguntas de interés; formamos a las personas encargadas de la recogida de datos; etc. 

Donde sea posible, utilizamos o complementamos los estudios-diagnóstico con bases de datos existentes, como las recogidas por los institutos de estadística internacionales, nacionales o regionales (Eurostat, INE o Eustat, entre otros) o microdatos administrativos (como el registro de personas desempleadas en SEPE o datos de la Seguridad Social como la Muestra Continua de Vidas Laborales). También utilizamos portales de datos abiertos de las Administraciones Públicas (Open Data Euskadi, datos.gob.es, etc.).

Volver al inicio ↑

Ponemos cifras a la realidad.

En ISEAK ofrecemos apoyo en la toma de decisiones a entidades públicas, empresas u organizaciones sin ánimo de lucro. Para ello, una vez recogida la información necesaria, se utilizan técnicas estadísticas y econométricas para reflejar el diagnóstico más preciso posible sobre la realidad sobre la que se pretende actuar, sea ésta el desempleo, las brechas de género, la inclusión social, el envejecimiento, el futuro del empleo, etc.

Tras una explotación minuciosa de las bases de datos, se identifican los principales resultados. Siempre que se pueda, se aborda tanto la perspectiva estática (foto actual), como la dinámica (tendencia). De esta manera se puede plantear hacia dónde se quiere avanzar partiendo de las tendencias observadas.

Además, desde ISEAK reconocemos la importancia de aportar una adecuada visualización de datos, de manera que los mensajes aprendidos en el diagnóstico se presentan de una manera sencilla y fácil de recordar.

Tras el diagnóstico, las recomendaciones para conseguir, en cada caso, los mejores resultados en futuras líneas de actuación. Al trabajar en red con otras organizaciones nacionales e internacionales, aprendemos y trasladamos conocimiento sobre buenas prácticas implementadas en otras sociedades, no para copiar, pero sí para aprender y acomodar otras iniciativas exitosas a la realidad que se aborda.

Volver al inicio ↑

Medimos el impacto de iniciativas.

Cuando se implementa o modifica un programa, una innovación o política pública, es imprescindible y por desgracia no muy extendido medir cuál ha sido su impacto, es decir, qué efectos ha ocasionado dicha implementación/modificación en comparación con el escenario ficticio en el que no se hubiera llevado a cabo la intervención (esto se conoce como evaluación contrafactual). En ISEAK somos especialistas en la Evaluación de Impacto, midiendo la eficacia y eficiencia de los programas, proyectos y políticas, así como su eficacia y eficiencia en la utilización de recursos.

En primer lugar, medimos si se ha logrado alcanzar los objetivos deseados o si se ha avanzado en la línea esperada. En segundo lugar, se evalúa si la implementación ha producido efectos indirectos. En muchos casos los programas o políticas producen otros efectos distintos del objetivo, muchos de ellos no esperados. Algunos de estos efectos indirectos pueden estar alineados con el propósito del programa/política pero, en otros casos, actúan en dirección contraria.  En tercer lugar, evaluamos no sólo la eficacia, sino también la eficiencia, es decir, si con una distribución alternativa de los mismos recursos se podrían haber logrado mejores resultados. En cuarto lugar, se ofrece apoyo en la mejora del diseño e implementación de nuevos programas o políticas.

Volver al inicio ↑

Difundimos información y conocimiento.

Queremos que el conocimiento que generamos sea accesible a la sociedad. Desde ISEAK creemos que una sociedad bien informada es una sociedad moderna que exige que las decisiones se tomen para la mejora del bienestar social.

En la actualidad, no toda la información disponible es fácilmente interpretable. Desde ISEAK aportamos conocimiento veraz y permanentemente actualizado a la sociedad sobre asuntos sociales y económicos.

Para llevar a cabo esta labor, utilizamos varios instrumentos:

  • Informes con los resultados de nuestros diagnósticos y evaluaciones.
  • Observatorios que visibilizan realidades que preocupan a la sociedad, como puede ser el desempleo, las diferencias de género, etc.
  • Ponencias públicas, como charlas, seminarios o ruedas de prensa.
  • Aparición en medios.
  • Impartición de talleres.
  • Posts en redes sociales.
  • Etc.

Volver al inicio ↑